Sobre las Normas Académicas

13267979_1088313107908016_5055498169264976988_n
primer día del conflicto por las normas académicas 24 mayo 2016

La mal llamada Cuarta Reforma ejecutada en el período 2004-2006 plasmó los objetivos, estrategias prioritarias, áreas programáticas y componentes de tal reforma, las cuales en el devenir de los subsecuentes regímenes, principalmente los dos últimos del 2009-2016 abandonaron de tajo tales lineamientos ejecutando un proceso de contrarreforma universitaria, en colusión con los gobiernos cachurecos y la empresa privada hondureña principalmente de la burguesía extranjera.

Esta contrarreforma universitaria bajo un proceso de mercantilización y privatización del conocimiento es en otras palabras lo que la profesora (Carmen Guadilla, 2003), determina como una UNIVERSIDAD ALTERADA, que pone en marcha procesos que priorizan las exigencias de la globalización económica: calidad, excelencia, pertinencia, competitividad y aplicación de acceso. Lo peligroso de la universidad alterada es que los cambios organizacionales y académicos no están conduciendo a una renovación del pensamiento; la reforma no asume el nuevo papel que debe de jugar la universidad pública en la generación de ciencia; y en los esfuerzos de asumir una conciencia política que busque la conectividad con el mundo y la interacción con las comunidades locales. Es simplemente un reduccionismo de la universidad a ser servil y prostituta de los gobiernos de turno y al servicio de la empresa privada que contrata mano de obra barata y medio calificada.

El régimen actual de la UNAH está insertando nuestra Alma Máter en un proceso de Internacionalización de la Educación Superior, es decir, un proceso de acreditación a sistemas regionales como ser en nuestro contexto centroamericano el SICEVAES, y para enmarcar tal proceso se crean las Normas Académicas con características contrarreformistas, antiacadémicas, reaccionarias y conservadoras, que lejos de ser académicas son un mero instrumento de regulación al docente y un golpe directo al estudiantado, todo esto bajo políticas claras de exclusión social y cobros bajo la lógica mercantilista, en que principalmente el Estado y la mala gestión administrativa interna han llevado a la descapitalización de la UNAH, sometiendo a la misma con alianzas privadas, endeudamiento público, entre otros. Estos aumentos de cobros establecidos en el Plan de Arbitrios y algunos ni siquiera aprobados, lo que se busca es la “autogestión de la universidad” aproximándose a la capitalización, es decir, que al igual que en la sociedad de mercado, todo el gasto final es transferido directamente al consumidor; en nuestro caso es al estudiante que ahora cargará con todo el peso financiero socavando el carácter público de nuestra universidad.

La hegemonía cultural del actual régimen universitario a impuesto a la fuerza “su visión de universidad” copiada y adoptada de otras universidades desnaturalizadas en Latinoamérica, donde se atreven a promulgar que bajo su gestión han reinterpretado el concepto de autonomía universitaria, sepultando e invalidando a los dos principales actores universitarios (Estudiantes y Docentes). Es por ello que no nos extrañe los conflictos que se gestan al interior de la UNAH.

Publicado por UNAH Estudiantes

El periódico estudiantil al servicio de toda la comunidad universitaria para debatir, criticar reflexivamente y comunicar temas referentes a la Reforma Universitaria y la problemática general de la UNAH y de País

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: