Articulación Universitaria: Democratizar para Construir

Por Una Nueva Universidad

Un día más en la lucha estudiantil por la derogación de las normas académicas, antidemocráticas y excluyentes que impone la tecnocracia burócrata incapaz, se ha llevado a cabo una magna asamblea entre los sectores estudiantiles, docentes y trabajadores de la máxima casa de Estudios con muchos objetivos en común, pero el que enlaza y concatena a todos es la democratización de la universidad. Dicho proceso de unidad llevada a cabo por la comunidad universitaria refleja la necesidad de construir una nueva universidad donde se respeten los Derechos Humanos, se haga ciencia y se resuelvan los problemas de país.

Tras la lucha titánica del Movimiento Estudiantil Universitario y dejando claro que la lucha es por: la derogación de las normas académicas, participación estudiantil, no a la criminalización y desmilitarización de la UNAH. Valiéndose así de esa forma una agenda plenamente académica en el marco de: calidad educativa, recordando los principios de la Conferencia Mundial de Educación Superior de la UNESCO en París de 2009 que dicta que el garante de la calidad educativa es la participación estudiantil, así como también garantía para el acceso y la equidad de la educación superior, por ello se busca la democratización de la universidad; la pertinencia educativa, que es la elaboración de normativas académicas de acuerdo a las realidad, demandas, exigencias y necesidades de la sociedad hondureña y las aspiraciones de las comunidades educacionales –Comunidad Estudiantil- que se traduzcan en la apropiación, profundización y posterior transformación de los contenidos y estructuras socioeconómicas y culturales para salir del subdesarrollo y la dependencia; respeto a la ley, que es la defensa y promoción de los Derechos Humanos y con ello el alto a la criminalización y la militarización de la Universidad Pública de Honduras, y dentro del marco de los Derechos Humanos proclamar, defender y promover la educación superior como un Derecho Humano, tal cual lo dice la declaración universal de los derechos humanos. Se ha creado un ambiente de información acerca de la crisis universitaria, la cual proviene desde los años 80 con la rectoría de Oswaldo Ramos Soto y un proceso sistemático de contrarreforma que surge, de manera tangible, en la ley de modernización del Estado del Gobierno de Rafael Callejas, y se agudiza esta modernización del Estado con los gobiernos subsiguientes de Ricardo Maduro y Carlos Flores Facussé donde comienza un proceso de constitución de una Reforma Universitaria a través de la Comisión de Transición Universitaria.

Pero al no ser construida de manera democrática, es decir, no respondiendo a las necesidades del pueblo hondureño por medio de la participación de las comunidades educacionales de docentes, estudiantes y la sociedad, ya se habla de la Contrarreforma administrativa, institucional y académica imposibilitando el desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras para ser garante, promotor y ente transformador de la realidad de Honduras para salir del subdesarrollo y la dependencia. Esta crisis de la contrarreforma que se agudiza en la reconfiguración de las fuerzas sociales tras el golpe de Estado de 2009, origina a su vez una apatía dentro de la comunidad universitaria. Esta idea que implementa la UNAH de hegemonía cultural a través de símbolos y edificios para la tecnocracia burocrática incapaz ha ido calando poco a poco en el imaginario social, tanto es así que se ha llevado a cabo desde 2010 a la actualidad procesos sistemáticos de organización estudiantil para democratizar y construir una universidad pública, laica, gratuita, científica y que responda a las necesidad de país.

En tal sentido, este ambiente de información propició la necesidad imperativa de las comunidades educacionales de empezar a organizarse. Ya se han constituido a nivel nacional la mayoría de las asociaciones de carrera para representar de manera democrática, participativa, inclusiva y deliberativa a la comunidad estudiantil universitaria. Dicho sea de paso, se han articulado en instancias democráticas del sector estudiantil como ser el Movimiento Estudiantil Universitario MEU. En toda esta dinámica de participación, información, deliberación y movilización, el pueblo hondureño se ha dado cuenta de las verdaderas condiciones antiacadémicas y antipedagógicas que existen en la máxima casa de estudios. Desde falta de laboratorios, aulas, sillas, así como falta de capacitación inicial, contínua y permanente de una carrera docente dignificada que tiene un trabajo de gran valor social dado que la contrarreforma carece de metodología de enseñanza y aprendizaje, así como la indignación en la construcción de edificios destinados para la tecnocracia burócrata de 500 millones de lempiras, inconsistencias en los procesos de elección de rectores, falta de docentes con maestrías y doctorados, falta de investigación científica, falta de vinculación con acción social hacia la transformación, falta de creación de maestrías y doctorados que sirvan para profundizar y transformar los contenidos y estructuras socioculturales y económicas de la sociedad hondureña de acuerdo a sus necesidades, y un sinnúmero de demandas tanto específicas, como ser reactivos, mecheros, cables, multímetros, computadores, marcadores, audiovisuales y toda la infraestructura educativa necesaria y pertinente para el óptimo desarrollo pedagógico y didáctico de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Es por ello, que el MEU no está solo. LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA, CON SUS DOCENTES, TRABAJADORES Y ESTUDIANTES SE LOGRAN UNIFICAR PARA DEMOCRATIZAR LA UNIVERSIDAD Y EMPEZAR A CONSTRUIR ACADEMIA, INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA Y VINCULACIÓN CON LA SOCIEDAD.

Hoy se conforma una ARTICULACIÓN UNIVERSITARIA para democratizar y construir.

Una articulación universitaria para garantizar la calidad y pertinencia educativa.

Una articulación universitaria para el acceso, la equidad y por una UNAH PÚBLICA, GRATUITA, LAICA, CIENTÍFICA, HOLÍSTICA, UNIVERSAL, INCLUSIVA Y QUE RESPONDA A LAS NECESIDADES DE LA SOCIEDAD.

Por ello y mucho más decimos:

DEMOCRATIZAR PARA CONSTRUIR LA UNIVERSIDAD PÚBLICA.

VIVA EL MEU

VIVA LOS DOCENTES Y TRABAJADORES

VIVA LA ARTICULACIÓN UNIVERSITARIA

 

¡UNAH TE QUIERO PÚBLICA!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: