LA LUCHA POR LA DEMOCRATIZACIÓN DEL GOBIERNO TRIESTAMENTAL DE LA UNAH

El proceso de construcción de una ciudadanía estudiantil universitaria que busca ser parte de la Reforma Universitaria ante un régimen político excluyente y represivo en la universidad

Por Moisés David Cáceres

Co-fundador y ex-dirigente de la Federación de Asociaciones de Estudiantes FAE-UNAH-VS 2011, Co-fundador y exdirigente de la Asamblea Constituyente Estudiantil Universitaria ACEU del 2011, Co-fundador y ex-directivo de la Asociación de Estudiantes de Sociología AES-UNAH-CU 2013, Co-fundador y ex-dirigente de la Plataforma de Organización Estudiantil 2013, Co-fundador y ex-dirigente de la Iniciativa de Organización Estudiantil IOE 2013, Co-fundador y ex-dirigente del Proyecto de Organización Estudiantil 2014, Co-fundador y exdirigente de la Asamblea Constituyente Estudiantil Universitaria ACEU del 2014.

Criminalizado tres años consecutivos por el régimen autoritario del julietismo, expulsado de la UNAH en el 2014, con requerimiento fiscal y orden de captura en el 2015, expulsado de mi última pasantilla y práctica profesional que realizaba en la Dirección de Vinculación de la UNAH 2015, con requerimiento fiscal y orden de captura en el 2016, sentenciado por el tribunal de sentencia de la corte suprema de justicia 2017.

A continuación, un avance de uno de los ejes de mi proyecto de investigación…

“Dedico estas líneas a la memoria de mi señor padre el Notario Rafaél Cáceres Rojas, miembro de la Junta Directiva de la FEUH de 1957 quienes conquistarían       la Autonomía Universitaria”

Como veterano del movimiento estudiantil, ahora en calidad de retiro pero siempre en la lucha social desde otra trinchera, reflexiono sobre los desafíos que tiene la actual dirigencia del movimiento estudiantil de la UNAH, es por ello que les adelanto algunos elementos que tienen que considerar, para que puedan reflexionar, analizar, debatir, y planificar EL QUEHACER para resolver muchas de las problemáticas creadas en el marco del conflicto institucional generadas por el régimen autoritario y absurdo que secuestró nuestra universidad y la academia. Es un imperativo al MEU tener bien claro al menos esta arista de la crisis universitaria, y que en debates futuros se puede profundizar aún más.

Hay que tener claro que la Reforma Universitaria impulsada por el julietismo (2009-2017) «NO ES» propiamente una Reforma Universitaria, para poder serlo debe cumplir el requisito fundamental de integrar en el proceso de reforma a los dos actores fundamentales del quehacer académico, y científico en la universidad: los estudiantes y los docentes que son el alma y espíritu de la universidad. Desde el 2009 que la “supuesta” licenciada Julieta Gonzalina Castellanos es nombrada ilegalmente como rectora de la UNAH, se ha encargado de excluir a docentes y estudiantes de los órganos de co-gobierno universitario, por lo tanto no existimos en la “reforma universitaria”, que son meros cambios con grandes rasgos mercantilistas, es decir, procesos de desregularización de la Educación Superior que no responden a los intereses de la comunidad universitaria, ni mucho menos de la sociedad hondureña. Los trimestres, la creación de la FUNDA-UNAH, y varios elementos excluyentes de las normas académicas, y la PAA son evidencia de esos procesos. (no es el fin de este documento abordar esos procesos, que fueron impuestos en la UPN-FM siendo el primer laboratorio en Honduras, sostengo mi hipótesis de que la UNAH es el laboratorio para ejecutar estos cambios en Centro América).

Julieta Gonzalina Castellanos impone mediante la coerción una visión verticalista y unidireccional de la Autonomía y de Reforma Universitaria, “bajo el pulso de la rectora Castellanos, nuestra universidad nacional reinterpreta el concepto histórico de la autonomía y la defensa de la misma, dirigida con voluntad firme y claridad de objetivos” (Presencia Universitaria, 2012).

Autoritariamente cree tener el poder de tirar a la basura la historia latinoamericana por la lucha de la Autonomía y la Reforma Universitaria, desde su concepción en el Grito de Córdoba en 1918 plasmada en el “Manifiesto de Liminar” (Bernhein, 2008); y de la misma manera también cree tener la potestad histórica de reinterpretar epistemológicamente el concepto de Autonomía en la UNAH.

Los cambios que se vienen gestando en todo el Sistema de Educación en Honduras, y en nuestro caso de Educación Superior, por una parte, responden a la misma necesidad de los cambios que se dan en el marco de una transformación nacional, una mirada histórica de la Reforma Universitaria nos llevaría a entender y conocer que se gestaron dentro de los procesos de la modernización estatal. Empero, han existido varias agendas externas que deben verse en distintos momentos y hasta con disímiles especificidades. Es decir, veamos algunos ejemplos: “la Cooperación Sueca comenzó su apoyo al proceso de reforma universitaria con una donación de 96 millones de lempiras”, “también están en marchas las acciones de cooperación con IESALC-UNESCO para la definición de políticas académicas de la UNAH” (Dirección de Cultura UNAH, 2006).

Participaron académicos de México y de otros países como invitados asesorando elementos de la Reforma Universitaria en el 2004, la cuestión es que organismos internacionales como ser la Unión Europea manejan para la UNAH agendas específicas de Reforma Universitaria, pero que también son impulsadas por los gobiernos nacionales, esto luego de que la UNAH se suscribiera como la principal “garante” en el proceso de reconstrucción nacional después del huracán Mitch, la UE le exige al gobierno nacional que para poder impulsar el Plan de Nación-Visión de País, la UNAH “institución de aparentemente credibilidad” debe fungir como una de las instituciones avalista del proceso que impulsaría a Honduras a “salir del atraso económico”. (esta es una discusión más profunda).

Lo que quiero denotar para los fines de este artículo es que el régimen julietista cooptó el voto estudiantil y el nombramiento de autoridades universitarias ante el Consejo Universitario, para no tener oposición en este órgano, y así, impulsar los cambios bajo la lógica mercantilista en la UNAH y de la Educación Superior en Honduras.

Este proceso de cooptación lo ha venido ejecutando a través de sistemáticas violaciones de derechos humanos de estudiantes, trabajadores y docentes; así como flagrantes violaciones a la Autonomía Universitaria, y también de violaciones a la pisoteada Constitución de la República de Honduras, la Ley Orgánica de la UNAH juntamente con sus Reglamentos.

La Ley Orgánica de la UNAH y sus Reglamentos internos determinan la estructura de los Órganos de Gobierno Universitario que están constituidos bajo el fundamento de la triestamentalidad, es decir, bajo el principio tripartito de representación por parte de los actores de la UNAH en cada uno de los órganos de cogobierno universitario: un 33% del voto le corresponde a los estudiantes, un 33% del voto a los docentes y un 33% del voto a las autoridades, son los órganos de cogobierno universitario de la UNAH:

  1. Comité Técnico de Carrera.
  2. Junta Directiva de Facultad, Centro Universitario, y Centro Universitario Regional.
  3. Consejo Universitario de la UNAH.

Comité Técnico de Carrera: es el órgano de cogobierno universitario a un nivel Ejecutivo y Académico de Carrera, su fundamento jurídico se encuentra estipulado en:

  • Artículo 35 de la Ley Orgánica de la UNAH.
  • En el artículo 98 del Reglamento General de la Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.
  • Artículo 43 del Reglamento de Juntas Directivas y de las Facultades, Centros Universitarios y Centros Regionales Universitarios.
  • Artículos 1, 66, 68 y 69 del Reglamento de Departamentos y Carreras.

Junta Directiva de Facultad, Centro Universitario, y Centro Universitario Regional: es el órgano de cogobierno universitario a un nivel Ejecutivo y Académico de las Unidades Académicas (Facultades y Centros), su fundamento jurídico se encuentra estipulado en:

  • Artículos 29 y 30 de la Ley Orgánica de la UNAH.
  • Artículo 85 del Reglamento General de la Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.
  • Artículos 8, 9, 10, 29, 30, 31 del Reglamento de Juntas Directivas y de las Facultades, Centros Universitarios y Centros Regionales Universitarios.
  • Artículo 43 del Reglamento de Departamentos y Carreras.

Consejo Universitario de la UNAH: es el órgano de cogobierno universitario a nivel de Dirección Superior en la UNAH, que está determinado en:

  • Artículos 6, 7, 8 de la Ley Orgánica de la UNAH.
  • Artículos 10 y 23 del Reglamento General de la Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

¿Qué sector estudiantil «por ley» determina los órganos de gobierno universitario?

  • Artículos 44 y 45 de la Ley Orgánica.
  • Artículo 124 del Reglamento General de la Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.
  • Artículo 63 del Reglamento de Juntas Directivas y de las Facultades, Centros Universitarios y Centros Regionales Universitarios.
  • Artículos 3 y 7 del Reglamento de Estudiantes.

Sin embargo, pese a que la Ley Orgánica de la UNAH y sus Reglamentos determinan a las Asociaciones de Estudiantes de Carreras, que son los gremios académicos que deben estructurar los órganos de gobierno universitario; pero es desde el proceso de la Cuarta Reforma (2004) hasta la actual fecha no se han podido integrar a estos órganos, pero peor aún, ni siquiera han existido los Comités Técnicos de Carreras, ni las Juntas Directivas de las Facultades o de Centros Universitarios, mostrando una fuerte despreocupación que no ha sido tomada con importancia  por los regímenes que han dirigido la UNAH desde esa fecha, ya que prefieren tener el “poder” centralizado en la burocracia (Coordinadores de Carrera, Jefes de Departamento, Decanos y Directores) bajo una sólo línea rectoral donde no sólo se centralizan las decisiones y el quehacer académico y administrativo en las autoridades, sino que también al no existir estos órganos colegiados integrados tripartitamente por estudiantes, docentes y autoridades, entonces es aprovechado por el julietismo para arraigar más su autoritarismo.

Se han producido varios intentos por parte de los sectores estudiantiles para elaborar el reglamento electoral estudiantil, pero han existido varias determinantes que no han permitido que se desarrollen los procesos democráticos.

A continuación, haré una descripción de lo el julietismo le ha hecho a la comunidad estudiantil de la UNAH a lo largo de ocho (8) años:    

  1. La Ley Orgánica de la UNAH y sus Reglamentos, y el espíritu de la Reforma Universitaria del 2004, determinan una nueva estructura organizativa en la UNAH, siendo la Comisión de Transición la ejecutora de esta Reforma, llama a las Asociaciones de Estudiantes de Carreras mediante tres Acuerdos: CT-67-2006, CT-89-2006 y CT-225-2007 para que instalen una Asamblea Constituyente y puedan elaborar el Reglamento Electoral Estudiantil y los nuevos Estatutos de la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras FEUH, y de esta manera la comunidad estudiantil pueda elegir sus representantes e integrar los órganos de co-gobierno universitario en sus tres niveles: Comité Técnico de Carrera, Junta Directiva de Facultad o Centro, y ante el Consejo Universitario. “que la Comisión de Transición de la UNAH reconoce la autonomía de la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras, por esa razón, dada la situación irregular en que se encuentran las representaciones estudiantiles que la conforman y de la propia FEUH, se ve obligada a instar a las Asociaciones Estudiantiles de las Carreras, que se convoque al estudiantado universitario a una asamblea constituyente para que se establezcan los principios, objetivos y las normas de su organización, en armonía de la nueva Ley Orgánica.” (Comisión Transición UNAH, 2006)
  2. Pese a que la Comisión de Transición determinó en la Ley Orgánica de la UNAH, cómo la comunidad estudiantil estructurará sus representaciones, es decir desde los gremios académicos que son las Asociaciones de Estudiantes de Carreras y no de los frentes políticos; el julietismo haciendo uso de sus influencias politiqueras, principalmente del partido nacional (cachurecos), y de los mismos frentes estudiantiles, se viene oponiendo para evitar que las Asociaciones de Estudiantes de Carreras puedan elegir a sus representantes legal y legítimamente para que respondan a los intereses de los agremiados.

¿Qué pasó entre el 2006 y el 2010? ¿Qué nos heredaron los frentes? Puntualmente lo referiré:

  • El 14 marzo 2006 se emite el Acuerdo CT-67-2006 donde la Comisión de Transición de la UNAH llama a las Asociaciones de Estudiantes de Carreras a instalar una Asamblea Constituyente.
  • Pese al Acuerdo anterior, el Comité Ejecutivo de la FEUH saliente bajo la lógica frentista llama a elecciones, por lo que el 16 de junio del 2006 se emite el Acuerdo CT-UNAH- No 89-2006, donde se desconoce esas elecciones y al Comité Ejecutivo de la FEUH, se ordena una intervención fiscalizadora. “Visto: que el señor Raúl Urbina, desconociendo la letra y el espíritu del Acuerdo CT-UNAH- No. 67-2006, proferido por esta Comisión de Transición el 14 de marzo del 2006, promovió el proceso electoral estudiantil con el objeto de arribar y detentar el cargo de presidente de la Junta Directiva de la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras, FEUH. Con esta acción ha pretendido continuar en una posición de dirigente de esa organización, lo que violenta las normas de los propios Estatutos y teniendo impedimentos legales para ello. Se considera que los actos electorales realizados, contravienen la declaración de nulidad tanto del Reglamento General de Elecciones emitido por el Claustro Pleno el 8 de octubre de 1991, así como el emitido por el Consejo Universitario el 30 de septiembre de 1993, en franca rebeldía contra una decisión judicial. Ambos reglamentos no son de observancia obligatoria porque violentan el Derecho de los estudiantes para autogobernarse, según lo dispone el artículo 45 de la Ley Orgánica de la UNAH” (Comisión de Transición de la UNAH, 2006)  
  • La Comisión de Transición al ver la oposición de los frentes políticos de no querer “soltar el poder”, y más aún, de oponerse a que la estructuración de las representaciones estudiantiles se le entreguen a las Asociaciones de Estudiantes de Carreras, emite el 23 de mayo del 2007 mediante el Acuerdo CT 225-2007, que se constituya un Directorio Estudiantil Provisional para que instalen las mesas de diálogo y de trabajo referente a la construcción de la Asamblea Constituyente, el cual no se llega a concretar este trabajo. “Primero: Reconocer a partir de la fecha en que tomaron posesión de sus cargos, a los estudiantes universitarios: BR. Oscar Bonilla, presidente, Br. Yolany Hernández Velásquez, secretaria, Br. Vera Lucía Nuñez Raudales, tesorera, Br. Erick Rosales, vicepresidente, y Br. Sindy Mireya Aguilar, fiscal, como miembros del Directorio Estudiantil Provisional, quienes tienen como objetivo organizar las Asambleas Estudiantiles en cada una de las Carreras de las Facultades, Centros Universitarios, Centros Regionales Universitarios y Carreras Adscritas a la Rectoría, a efecto de conformar la Asamblea Constituyente Universitaria, la que será responsable de elaborar, discutir y aprobar los nuevos Estatutos de la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras” (Comisión de Transición UNAH, 2007)
  • A mediados del 2007 el Comisionado Universitario, el abogado Andrés Pérez Munguía interviene para evitar un incidente de violencia entre miembros de los frentes rivales que se disputaban la sede de la FEUH. “esta oportunidad es aprovechada para comenzar un proceso de mediación, con miras a que sus dirigencias alcanzaran un acuerdo para regularizar la situación de los órganos del gobierno estudiantil (Federación y Asociaciones Estudiantiles)” (Munguía, 2011)
  • En septiembre de 2007 se presentó un borrador de “declaración de principios” por parte del Comisionado Universitario, pero los frentes prefirieron no suscribirlo. Siendo que los dirigentes de estas organizaciones no lograban ponerse de acuerdo, el Comisionado Universitario a iniciativa propia comienza la redacción de un Anteproyecto de Reglamento de Elecciones Estudiantiles.
  • Durante el 1er PAC de 2008 el proceso de mediación con los frentes recibe un nuevo impulso con la incorporación VOAE, ante la urgencia por dejar integrado el Consejo Universitario antes de la salida de la Comisión de Transición.
  • El 28 de abril del 2008 dirigentes de los cuatro frentes reconocidos firman un acuerdo en el que solicitan dejar en suspenso la presentación ante la Comisión de Transición el Reglamento Electoral propuesto por el Comisionado Universitario y la VOAE, pues ellos se ofrecían a elaborar uno propio, teniendo como referencia ese anteproyecto. (nunca lo hicieron).
  • Como este compromiso no se cumplió, la VOAE, teniendo a la vista el listado de estudiantes elegibles y luego de negociaciones con los frentes, eleva a la Comisión de Transición una propuesta de selección temporal de representantes estudiantiles ante el Consejo Universitario, la cual es aprobada en Acta 179-2008, donde se da por integrado el máximo órgano de la institución. (Primera generación de estudiantes “puestos de dedo” ante el Consejo Universitario).
  • La Comisión de Transición prefirió no emitir un reglamento electoral estudiantil para dar un mayor espacio de tiempo al tan anhelado acuerdo de los frentes estudiantiles.
  • Cabe señalar que la Comisión de transición juega en dos direcciones, por un lado, le dice a las Asociaciones de Estudiantes de Carreras que instalen la asamblea constituyente, luego en un segundo momento les anulan a los frentes un proceso electoral bajo la lógica frentista; pero luego esta Comisión de Transición se ve dándoles “espacio y tiempo” a los frentes para que elaboraran el reglamento electoral estudiantil. (más adelante estaré ahondando en entrevistas para poder entender este tipo de dinámicas y accionar de los distintos actores)
  • Transcurridos cinco meses después de que concluyeron las labores la Comisión de Transición, por culpa de los frentes arribistas que no eran más que una veintena de dirigentes frentistas que no permitían que las Asociaciones instalarán la asamblea constituyente, obstruyendo los procesos de democratización de la UNAH, entonces el Comisionado Universitario presenta al Consejo Universitario el primer proyecto de Reglamento General de Elecciones Estudiantiles, en la sesión del 30 de octubre de 2008.
  • La Comisión de Dictamen nombrada para analizar el proyecto, da a los frentes estudiantiles otros seis meses adicionales para que lleguen a un acuerdo, hasta que finalmente se aprueba el reglamento por el pleno el 15 de mayo de 2009.
  • Este primer reglamento se publica tardíamente el 18 de diciembre del 2009, debido a la crisis política imperante en el país (el Golpe de Estado). El retraso en la promulgación tuvo como resultado el desfase en las fechas de ejecución del proceso electoral, las cuales se habían estructurado a partir de las fechas de aprobación y publicación. Siempre por iniciativa del Comisionado Universitario y la VOAE, en febrero de 2010 se intenta resolver el problema de los plazos a través de un proyecto de reforma. Lamentablemente, cuando el proyecto llega a discusión, en el pleno del Consejo Universitario ya no se podían tomar decisiones por mayoría calificada –la reforma de los reglamentos es uno de los casos– por haber vencido el período de los representantes estudiantiles.
  • Es así que nuevamente el Comisionado Universitario prepara en el 2010 «otro anteproyecto» el cual es patrocinado desinteresadamente.  El texto es discutido por el pleno y se le introducen algunas enmiendas, no todas necesariamente compartidas por el Comisionado. Finalmente, es aprobado en sesiones ordinarias de 30 de julio y 24 de septiembre de 2010.
  • El Comisionado Andrés Pérez Munguía insiste en resolver el conflicto sobre la representación estudiantil, testigo soy de que actuó de buena fe, empero insiste en la reestructuración de los órganos de co-gobierno universitario a través de las elecciones estudiantiles bajo la lógica electoral frentista y no de las Asociaciones de Estudiantes de Carreras.
  • Se programan las elecciones estudiantiles frentistas el 15 de noviembre del 2011, sin embargo se dan una serie de conflictos internos entre frentes, y otros movimientos independientes que buscaban participar; al no poderse realizar las elecciones las reprograman para el 22 de marzo del 2012; en ambas fechas se realizaron tomas de Centros, no permitiéndose tales elecciones, en UNAH-VS quedó claro que la representación estudiantil según la nueva Ley Orgánica de la UNAH le pertenece a los gremios académicos, es decir, Asociaciones de Estudiantes de Carreras.

3. Desde el 2008, y concretamente el 2011, las Asociaciones de Estudiantes de Carreras de la UNAH-VS elevan la organización a un segundo nivel, crean la Federación de Asociaciones de Estudiantes FAE UNAH-VS, y es desde ahí que empiezan a viajar a otros Centros para impulsar la organización de las Asociaciones ese mismo año. Sociología de VS jugó un papel muy importante.

4. El Movimiento Amplio Universitario MAU, surge en el 2010 como una generación estudiantil sacudida por el Golpe de Estado, estos aglutinan a otros movimientos independientes.

5. Es el MAU que a inicios del 2011 son informados sobre los Acuerdos de la Comisión de Transición antes citados, para la instalación de la Asamblea Constituyente Estudiantil, estos organizan el proyecto de la Asamblea Constituyente Estudiantil Universitaria ACEU, y a esta empresa nos unimos la FAE-UNAH-VS y MER-LZ también de VS.

Propuestas de organización y elecciones presentadas por el sector estudiantil, y los mecanismos y dispositivo del julietismo para evitarlas:

6. Como un mandato de la Comisión de Transición de la UNAH (2004-2008) bajo la nueva normativa de la universidad contemplada en la reformada Ley Orgánica de la UNAH y bajo el precepto del espíritu de la Cuarta Reforma Universitaria, el MAU, FAE-UNAH-VS y MER-LZ, presentan el 07 de noviembre del 2011 ante Rectoría la propuesta de la Asamblea Constituyente Estudiantil Universitaria (ACEU-2011), siendo la primera propuesta estudiantil para organizar y realizar elecciones estudiantiles y así estructurar los órganos de co-gobierno y auto-gobierno universitario. Recuerdo que Julieta Gonzalina no despegó los ojos de su teléfono celular, y balbució cual mejor discurso de su interés en apoyar para que se realizaran las elecciones estudiantiles, en resumen, esta propuesta fue invisibilizada por Julieta Gonzalina Castellanos en calidad de rectora.

7. Como el Consejo Universitario buscaba su legitimación, porque se encontraba en una condición irregular respecto al nombramiento de Decanos y Directores de los Centros, con miembros que vacaron de sus funciones ante la Junta de Dirección Universitaria, y sin representación de ningún estudiante, busca una posible salida y más fácil, a través de un «LLAMAMIENTO PÚBLICO» que hicieron a los estudiantes matriculados en el primer período académico del 2012, tanto de los Centros Universitarios Regionales, en Ciudad Universitaria y la Facultad de Ciencias Médicas, “para que al término de 15 días hábiles de publicar la circular, y que vencieron el lunes 30 de abril del 2012 a las 12 horas de la medianoche, acrediten en legal y debida forma ante la Secretaría del Consejo Universitario, un representante estudiantil propietario y un suplente por cada Facultad y cada Centro Regional Universitario, al mismo tiempo que se acrediten los representantes estudiantiles ante las Juntas Directivas de cada Facultad y Centro Regional Universitario, así como cada Comité Técnico de Carrera a nivel nacional”. (UNAH, 2012)

8. El Llamamiento Público, no genera los resultados esperados ya que no tenía ningún asidero o marco legal, lo que buscan es dejar un precedente de que el julietismo “está haciendo todo lo posible por realizar las elecciones estudiantiles”. Luego de este aberrante llamamiento, Julieta Gonzalina con directrices de su grupo asesor, entra en pláticas con el Tribunal Supremo Electoral y con el Congreso Nacional de la República para que estos les “solucionen” este problema. Violentando así, de esta manera, la autonomía universitaria y por lo tanto la autonomía estudiantil.

9. Es así como se violenta la autonomía, cuando del Poder Legislativo, el 15 de junio del 2012 emiten el DECRETO N°. 83-2012, donde específicamente en el artículo 4, se dicta la ordenanza a: “se ordena a los sectores estudiantiles para que en un plazo de cuarenta y cinco (45) días calendario, contados a partir de la vigencia del presente Decreto, emitan en CONSENSO y con asesoramiento del Tribunal Supremo Electoral (TSE) sí así lo requiere, el Reglamento electoral que conlleve a un proceso eleccionario transparente, incluyente y ampliamente democrático, que deberá efectuarse antes del Treinta (30) de Noviembre del año 2012, que permita la libre y normal escogencia de los representantes estudiantiles que reúnan los requisitos establecidos en la Ley para ocupar dichos cargos ante los órganos de Dirección de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Así mismo respetar y reconocer la elección de parte del Docente Universitario al Consejo y por consiguiente que se integre al mismo, siempre y cuando esto se haya efectuado conforme a la Ley. Si en el plazo indicado en este Artículo no se cumple con la emisión del Reglamento Electoral por cualquiera que fuera la causa, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en el plazo de los siguientes veinte (20) días calendarios, debe elaborar el Reglamento respectivo y proceder a efectuar por parte de éste, la Convocatoria de Elecciones. Si durante el período de vigencia de este Decreto se incorpora la Representación estudiantil, las decisiones y nombramientos deben realizarse conforme a la mayoría señalada en la Ley” (Congreso Nacional de la República, 2012)

10. Es en este contexto, (antes de que culminen los 45 días calendario desde la publicación del decreto 83-2012), la Alianza de Movimientos Independientes A.M.I. de C.U., juntamente con la FAE UNAH-VS, hacen un nuevo intento de querer organizar a los estudiantes, por lo que se elabora la segunda propuesta desde el sector estudiantil que es el Reglamento Electoral, y se presenta en tiempo y forma a las Autoridades de la UNAH y del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Sin embargo, este nuevo intento queda no sólo invisibilizado por parte del julietismo, sino que también sucumben las aspiraciones por llegarse a concretizar la democratización de la UNAH.

Análisis del “Consenso” contenido en el Decreto Legislativo 83-2012, como dispositivo de obstrucción de la organización y elecciones estudiantiles:

  • Pese a que el sector estudiantil (Asociaciones de Estudiantes de Carreras y movimientos estudiantiles independientes) ya han presentado dos propuestas para organizar y hacer elecciones estudiantiles, el julietismo viene planificando todo un proceso de desarticulación estudiantil, y la cooptación de las representaciones estudiantiles ante el Consejo Universitario como mayor órgano de gobierno a nivel ejecutivo en la UNAH. Esta cooptación se materializa en el segundo entramado de los mecanismos elaborados por el julietismo, que es la reforma a la Ley Orgánica de la UNAH en el 2013, donde quedan facultados para “poner de dedo” a estudiantes en el Consejo Universitario. (más adelante lo explicaré).
  • Hay que tener claro que Julieta Gonzalina Castellanos violó la Autonomía Universitaria y estudiantil acudiendo al Tribunal Supremo Electoral y al Congreso Nacional de la República para que emitan este Decreto Legislativo 83-2012.
  • Los “asesores del julietismo” desde hace unos años atrás se percataron de la heterogeneidad del sector estudiantil, es decir, desde las tomas del 2008 en contra de la aprobación del Plan de Arbitrios, y de las protestas y tomas de Centros Universitarios ejecutadas en noviembre del 2011 y marzo del 2012 por las Asociaciones de Estudiantes de Carreras y movimientos independientes en contra de las elecciones frentistas; a raíz de esto, los asesores del julietismo se dieron cuenta que existen tres sectores estudiantiles diferenciados, que responden a distintos intereses, pese a que son estudiantes de la UNAH, esa diferenciación parte de dos elementos fundamentales:

(a). – sus especificidades ideológicas, y

(b). – sus dinámicas organizativas.

Las dos están profundamente concatenadas

Los frentes políticos universitarios: Estos son de filiación ideológica-partidaria, han fungido como brazos políticos de los partidos tradicionales de la política vernácula hondureña, al interior de la UNAH. Entiéndase que frentes no son sólo estudiantes, sino docentes, autoridades y personal administrativo.

Su dinámica organizativa parte de su misma naturaleza ideológica, es decir, de la política partidaria.

  • Frente de Reforma Universitaria (FRU) eran del partido Liberal y en el marco del Golpe de Estado mutan completamente al partido Libre.
  • Fuerza Universitaria Revolucionaria (FUR) del partido Unión Democrática UD.
  • Y el Frente Unido Universitario Democrático (FUUD) del partido Nacional, (el cachurequismo).

Los movimientos estudiantiles independientes: son de filiación ideológica, bajo una dinámica organizativa independiente, es decir, su característica fundamental es que se desmarcan de los partidos políticos tradicionales de Honduras, pero también de las políticas de los frentes universitarios en la UNAH.

Surgen en UNAH-VS entre el 2004 y el 2007 y luego post-golpe de Estado surgen en Ciudad Universitaria. Los que destacan son el Movimiento Amplio Universitario (MAU), el Movimiento Estudiantil Revolucionario Lorenzo Zelaya, Avanzada y la Comunidad Estudiantil Consciente, Movimiento Revolucionario los Bryan’s.

Las Asociaciones de Estudiantes de Carreras: Su filiación es gremial, es decir, su organización parte de su gremio académico; por ejemplo: la Asociación de Estudiantes de Sociología, Medicina, de Derecho, etc. No caben en las asociaciones gremiales, estudiantes de otras carreras, es decir, de otros gremios.

Su dinámica organizativa es autónoma, no permiten la injerencia de ninguna índole.

Las Asociaciones de Estudiantes de Carreras son los únicos órganos de representación estudiantil reconocidos en la Ley Orgánica y en los Reglamentos que de ella se desprenden.

Como gremios académicos, las Asociaciones de Estudiantes pertenecen a una Carrera Universitaria y estas a su vez pertenecen a una Unidad Académica ya sea Facultad, Centro Universitario o Centro Universitario Regional, por ejemplo: la Asociación de Estudiantes de Sociología pertenece a la Carrera de Sociología, y esta se encuentra en Ciudad Universitaria, por lo que su Asociación de Estudiantes se llama (AES UNAH-CU), pero también está en el Centro Universitario de UNAH-VS, su Asociación de Estudiantes se llama (AES UNAH-VS).

  • El julietismo al percatarse de la diferenciación ideológica y de las distintas dinámicas organizativas del sector estudiantil; con sus asesores crean el dispositivo del “Consenso” enmarcándolo jurídicamente en el decreto legislativo 83-2012, en contubernio con el Congreso Nacional de la República y el Tribunal Supremo Electoral. Una flagrante violación a la Autonomía Universitaria utilizando el Poder Legislativo para imponer este dispositivo.
  • A partir de la publicación oficial de este decreto el 15 de junio del 2012, el julietismo aplica rigurosamente el dispositivo del “Consenso”, y es este discurso el que hacen prevalecer hasta el presente año 2017 con la finalidad de evitar todo proceso electoral estudiantil, “se ordena a los sectores estudiantiles para que en un plazo de cuarenta y cinco (45) días calendario, contados a partir de la vigencia del presente Decreto, emitan en CONSENSO y con asesoramiento del Tribunal Supremo Electoral (TSE) sí así lo requiere”.
  • La temporalidad del dispositivo del Consenso para la elaboración del reglamento por parte del estudiantado contenido en el decreto 83-2012 expiró a los 45 días calendarios después de publicarse el mismo, que fue el 15 de junio del 2012, es decir, los 45 días expiraron el 30 de julio del 2012. “un plazo de cuarenta y cinco (45) días calendario, contados a partir de la vigencia del presente Decreto”. Aunque se realizó una propuesta desde el sector estudiantil esta fue invisibilizada por el julietismo, y los frentes no quisieron participar a pesar de haber sido invitados a formar parte de la elaboración del reglamento electoral.
  • Una vez caducados los 45 días de plazo que tenían los estudiantes para elaborar el reglamento electoral estudiantil, el decreto determinaba que el Tribunal Supremo Electoral debía elaborar el reglamento en un plazo de 20 días, que caducaron el 19 agosto 2012, la cuestión es que ni los estudiantes y ni el Tribunal elaboraron dicho reglamento: “Si en el plazo indicado en este Artículo no se cumple con la emisión del Reglamento Electoral por cualquiera que fuera la causa, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en el plazo de los siguientes veinte (20) días calendarios, debe elaborar el Reglamento respectivo y proceder a efectuar por parte de éste, la Convocatoria de Elecciones”.
  • El dispositivo del consenso violenta las disposiciones legales donde se llama a las Asociaciones a representar a los estudiantes y que se encuentran emanadas de la Ley Orgánica de la UNAH, principalmente el artículo 45: «la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras (FEUH), las Asociaciones de Estudiantes de cada una de las Facultades, Centros Universitarios y Centros Regionales Universitarios, tendrán capacidad para representar a los estudiantes de acuerdo con sus estatutos y reglamentos.»
  • El dispositivo del consenso violenta el espíritu de la Reforma Universitaria, manifestada legalmente en los Acuerdos emitidos por la Comisión de Transición que ejecutó la Cuarta Reforma: CT 67-2006, CT 89-2006, y el CT 225-2007. Donde se llaman a las Asociaciones de Estudiantes de Carreras para que instalen la Asamblea Constituyente y organicen todas las representaciones estudiantiles en la UNAH.
  • Los frentes tradicionales (FRU, FUR y FUDD), no sólo buscan el control de la FEUH a través de un proceso electoral bajo la dinámica frentista; ya existen dos antecedentes de reglamentos electorales frentistas que han sido declarados nulos, ya que la lógica electoral frentista de esos reglamentos “no son de observancia obligatoria porque violentan el derecho de los estudiantes para autogobernarse, según lo dispone el artículo 45 de la Ley Orgánica de la UNAH”, Acuerdo de la Comisión de Transición de la UNAH, CT 89-2006; sino que también estos frentes han sido instrumentos del julietismo para servir de obstáculo a los procesos organizativos y de elaboración del reglamento electoral estudiantil propuestos por los gremios académicos, es decir, las Asociaciones.
  • Los regímenes autoritarios privilegian el mando, el poder, y menosprecian el consenso. Como disposición psicológica, la personalidad autoritaria se caracteriza por la íntima fusión de dos características aparentemente opuestas: la disposición a la obediencia y a la sumisión respecto de los que tienen poder y la arrogancia y el desprecio respecto de los subordinados y los débiles. El régimen autoritario del julietismo jamás en ocho (8) años de gobierno, cogobernó la UNAH bajo consenso, con los estudiantes y los docentes; al contrario, los excluyó de participar en lo que pudo haber sido un proceso real, profundo, moderno y propio de Reforma Universitaria.
  • Con los antecedentes del Llamamiento Público, el Decreto Legislativo 83-2012 y dos fallidos procesos electorales frentistas ilegales, el julietismo proyectaba para marzo del 2013 una segunda violación a la Autonomía Universitaria a través de otra intervención del Poder Legislativo del Estado de Honduras; es así como utilizando a un grupo de “jóvenes ilustres” de la Asociación de Estudiantes Becarios y Prestatarios ASEBEP de CU, mediante promesas de becas al extranjero y seguridad laboral en la universidad, estos se ven motivados para instalar mesas en los predios universitarios y levantar firmas con el estudiantado para presentar el anteproyecto al Congreso Nacional, bajo la figura de la Ley de Participación Ciudadana.
  • ¿Cuáles Ley Orgánica de la UNAH?, ¿Cuáles Reglamentos internos?, ¿Cuál Espíritu de la Cuarta Reforma Universitaria contemplada en los tres Acuerdos de la Comisión de Transición?, ¿Cuáles Asociaciones de Estudiantes de Carreras?, ¿Cuál democracia?, ¿Cuáles derechos?, es así como el grupo de asesores del julietismo viene trabajando fuertemente en esto, comprando voluntades de estudiantes y docentes, y llevaron su petición al hemiciclo legislativo para ser aprobada.
  • El Congreso de la República publica en La Gaceta el DECRETO N° 46-2013, donde el artículo 1, comienza con una reforma por adición del [artículo 8 de la Ley Orgánica]: “De no poder obtener la representación estudiantil por vía de un proceso electoral, los restantes miembros del Consejo Universitario quedan facultados para “elegir” por un período de dos (2) años tal representación de aquellos estudiantes que reúnan los requisitos de esta ley, sus reglamentos y su normativa interna estudiantil. La Vice Rectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles y el Comisionado Universitario acompañarán el proceso de elección estudiantil”.
  • El artículo 3: “Con el interés de fortalecer la gobernabilidad y estabilidad democrática de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), el Consejo Universitario debe nombrar a los estudiantes que deben ser miembros de este organismo, de conformidad con los requisitos establecidos en la Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y su Reglamento. De conformidad con el penúltimo párrafo del Artículo 8 de la Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), los estudiantes deben organizarse y elegir en un proceso democrático a sus representantes ante el Consejo Universitario para el período siguiente. Si al final de tal período los estudiantes no logran elegir a sus representantes; el mecanismo de nombramiento por el Consejo Universitario será de carácter permanente. Esta disposición será aplicable por el término de dos (2) años”.  (Congreso Nacional de la República de Honduras, 2013)
  • Con este decreto el Julietismo logró: Reformar por adición el artículo 8 de la Ley Orgánica, para imponer “de dedo” estudiantes de “excelencia académica”, principalmente los allegados a Ayax Irías, Vicerrector y Orientación de Asuntos Estudiantiles VOAE: “De no poder obtener la representación estudiantil por vía de un proceso electoral, los restantes miembros del Consejo Universitario quedan facultados para elegir por un período de dos (2) años tal representación de aquellos estudiantes que reúnan los requisitos de esta ley, sus reglamentos y su normativa interna estudiantil. La Vice Rectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles y el Comisionado Universitario acompañarán el proceso de elección estudiantil”. Esta es la segunda generación de estudiantes puestos de dedo en el Consejo Universitario, pero la primera puesta por el julietismo.
  • Reformar los artículos 10, 11, 15, 16, 17, 19, 26, 27 y 32 de la Ley Orgánica de la UNAH.
  • La reforma del artículo 10 es una adición que le permite al Consejo Universitario poder tomar decisiones para votar con tan sólo dos tercios de los representantes. Es decir, que, aunque no hubiera estudiantes representantes las autoridades u docentes podría votar y aprobar lo que quisieran.
  • La reforma al artículo 17 es el golazo más grande que buscaba Gonzalina Castellanos, “…El rector durará en su cargo cuatro (4) años, pudiendo ser reelecto por una sola vez”. Es así que la Julieta Gonzalina se queda en rectoría cuatro años más de los estipulados por nuestra Ley y la Constitución de la República.
  • La reforma al artículo 32 refiere a darle más poderes centralizado a Rectoría en el nombramiento de todas las Secretarías a nivel nacional.
  • Ya en el artículo tres (3) de este decreto 46-2013, se construye en base a falacia, “Con el interés de fortalecer la gobernabilidad y estabilidad democrática de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH”. donde se oculta la realidad del conflicto y los intereses generados por el régimen del julietismo para evitar el proceso electoral estudiantil.
  • Este decreto 46-2013 daba a la comunidad estudiantil dos años (que vencieron el 23 de marzo del 2015) para elaborar el reglamento electoral, es en este contexto a causa de la temporalidad de este decreto, donde algunas Asociaciones de Estudiantes de Carreras organizadas en CU crean en el segundo PAC del 2013 la Iniciativa de Organización Estudiantil IOE para emprender el proceso organizativo de las demás Asociaciones, y que generaría la Campaña “Organízate UNAH” juntamente con el Proyecto de Organización Estudiantil POE UNAH-2014, donde se logra instalar la Asamblea Constituyente Estudiantil Universitaria ACEU UNAH-2014, siendo esta, la tercera propuesta de organización para elaborar el proceso electoral estudiantil en la UNAH.
  • El POE UNAH-2014 estaba conformado por tres componentes, el primero trataba de una campaña de sensibilización y mediática para que el estudiantado de las Asociaciones de Carreras comprendieran la necesidad de organizar sus asociaciones; el segundo componente trataba de la instalación de la Asamblea Constituyente que se realizó el 14 y 15 de noviembre del 2014, donde se elaboraron el Reglamento Electoral Estudiantil y los nuevos Estatutos de la FEUH; y el tercer componente refería al proceso electoral como tal, pero que fue obstruido por el régimen del julietismo.
  • En este proceso los líderes viajaron a los Centros Regionales, se entregaron notificaciones a todas las decanaturas, se solicitaron audiencias con la Rectoría, la VOAE y el Comisionado Universitario, se enviaron notas de invitación a los frentes universitarios para que se unieran al proceso constituyente; personalmente guardo todos esos documentos con sellos y firmas de recibido donde los invitábamos a democratizar la UNAH. Pero las autoridades nunca nos recibieron, y los frentes nunca participaron.
  • Los frentes se presentan unas dos semanas antes de la ACEU el 14 y 15 de noviembre, ante Ayax Irías de la VOAE, y le presentan un reglamento electoral, esto lo hacen frente a las cámaras de Presencia Universitaria e inmediatamente lo mediatizan, cabe señalar que la propuesta de Reglamento que presentan es el mismo borrador que hizo el ex Comisionado Universitario Andrés Pérez Munguía, es decir, realizar elecciones estudiantiles bajo la lógica frentista y no de los gremios académicos.
  • Ni Rectoría ni la VOAE jamás recibieron a los directivos de las Asociaciones de Estudiantes de Carreras para explicar la propuesta de la ACEU que tiene como fundamento los Acuerdos de la Comisión de Transición y las Ley Orgánica de la UNAH, pese a solicitar las audiencias con anticipación y debida forma, ex temporalmente Ayax Irías emite una convocatoria el 19 de noviembre del 2014 para que el 21 de noviembre los representantes de las Asociaciones se presenten a “una primera reunión en torno al tema de la elaboración del Reglamento Electoral y conocer sus planteamientos respecto a la restauración del autogobierno estudiantil y la integración de los estudiantes en las instancias de gobierno universitario; ello con el propósito de sentar las bases para la instalación de un diálogo que propicie los consensos que se requieren para tales propósitos”. (Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles VOAE , 2014)
  • El objetivo fue claro, el julietismo elaboró un discurso bien estructurado que lo impusieron mediáticamente desde el 2012 y lo siguen usando en el 2017, este discurso va en dos vías, por un lado “el Reglamento electoral tiene que elaborarse en consenso” y por otro lado “los estudiantes no se ponen de acuerdo para elaborar el reglamento”.
  • El Decreto Legislativo 83-2012 donde se crea deliberadamente el dispositivo del “consenso” dio 45 días a los estudiantes para hacer el reglamento electoral, se estipuló 20 días para que el TSE lo hiciera; al no hacerse y al caducar los 65 días de dicho decreto, este pierde vigencia ya que el consenso es estipulado en los 45 días calendario desde que se publicó.
  • Empero, el julietismo apela al “consenso” para que todos los sectores estudiantiles elaboren el reglamento electoral, sin embargo, la Ley Orgánica y el Espíritu de la Reforma llaman a las Asociaciones de Estudiantes de Carreras a integrar los órganos de Gobierno Universitario.
  • Es así como Ayax Irías lleva a las Asociaciones, movimientos y frentes al primer espacio de “consenso” a finales del 2014, un espacio infructuoso ya que los frentes buscan desde su lógica frentista estructurar la FEUH y los órganos de cogobierno universitario bajo su lógica frentista. A estos no les interesa lo que las leyes determinen, no les interesa la legitimidad de todas las bases de las Asociaciones de Estudiantes, lo único que buscan es el “poder”. Nunca se concretizó nada.
  • Lo que sí sucedió es que en el decreto 46-2013 caducó el tiempo para elaborar el reglamento electoral y esto faculta a el julietismo para imponer “de dedo” permanentemente a los estudiantes en el Consejo Universitario: “Si al final de tal período los estudiantes no logran elegir a sus representantes; el mecanismo de nombramiento por el consejo universitario será de carácter permanente. Esta disposición será aplicable por el término de dos (2) años”. Los frentes cumplieron su cometida, serviles de vasallos al julietismo para evitar el proceso electoral estudiantil.
  • En el conflicto universitario del 2016, uno de los componentes del Acuerdo suscrito por el MEU y el julietismo es el de realizar elecciones estudiantiles, pero el julietismo utiliza una vez más el dispositivo del “consenso”. El MEU suscribe el consenso internamente (Asociaciones de Estudiantes de Carreras de todas las Facultades, y de los Centros Regionales), luego en un segundo plano con los movimientos estudiantiles independientes, y en un tercer plano con los frentes. Principalmente la FUR y el FUDD no querían, las autoridades hacían caso omiso de ello, es cuando el MEU se toma los parqueos del edificio Administrativo y el julietismo es obligado a convocar a estos dos frentes. Llegaron a dos reuniones donde se estaba construyendo y consensuando el reglamento electoral, los compañeros de MEU adujeron que estos dos frentes se retiraron por “niñerías” ya que sólo se presentaron a dos reuniones, sin embargo, es una línea directa del julietismo, romper todo espacio de construcción para evitar que las asociaciones hagan elecciones.
  • ¿Qué busca el julietismo al evitar las elecciones estudiantiles? El control absoluto del Consejo Universitario como máximo órgano ejecutivo de la UNAH. El control lo hace evitando elecciones democráticas de los estudiantes. Luego utiliza mecanismos legales como ser los decretos Legislativos 83-2012 y el 46-2013. Con el 83-2012 crean el dispositivo del “consenso” pero que utilizan a los frentes para romper todo intento electoral de las asociaciones. Con el 46-2013 imponen “de dedo” estudiantes lacayos becarios en el Consejo Universitario, en el 2015 se impone la tercera generación puestos de dedo. Actualmente están buscando imponer la siguiente generación de lacayos.
  • El julietismo al evitar las elecciones estudiantiles y al tomar el control del voto estudiantil en el Consejo Universitario, le da libertad para aprobar lo que quieran en ese órgano de autoridad, como las Normas Académicas y sus elementos nocivos.
  • Julieta consolida su régimen autoritario cooptando el voto estudiantil, pero también lo hace con el nombramiento ilegal de decanos y directores. (esta es otra discusión que pronto estaré escribiendo sobre ella)
  • El gobierno cachureco y el régimen julietista toman el control de la UNAH y con eso socavan la lucha social de los pueblos, si en la universidad existiese libertad, democracia, y una real vinculación con la sociedad, de nuestra amada universidad saldrían las luchas, propuestas y políticas públicas para solucionar muchas de las problemáticas en nuestro país.
  • La UNAH debería ser una antorcha que ilumine la oscuridad en que vive el pueblo hondureño, sin embargo, en manos del julietismo la UNAH es la institución más violadora de derechos humanos y violadora de los principios democráticos que existe en el Estado Hondureño.

Estaré trabajando en la segunda parte de este artículo.

Referencias

Bernhein, C. T. (2008). Noventa años de la Reforma Universitaria de Córdoba: 1918-2008. Buenos Aires: Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales CLACSO.

Comisión de Transición de la UNAH. (16 de junio de 2006). CT-UNAH- No 89-2006.

Comisión de Transición UNAH. (23 de mayo de 2007). CT-UNAH-No 225-2007. Tegucigalpa.

Comisión Transición UNAH. (14 de marzo de 2006). Acuerdo CT UNAH-N° 67-2006. Tegucigalpa.

Congreso Nacional de la República. (15 de junio de 2012). Decreto No. 83-2012. La Gaceta.

Congreso Nacional de la República de Honduras. (23 de marzo de 2013). DECTRETO N°. 46-2013. Tegucigalpa, Francisco Morazán, Honduras: La Gaceta .

Dirección de Cultura UNAH. (Febrero-Julio de 2006). Informe de la Comisión de Transición: La Reforma de la Universidad está en marcha. Revista de la Universidad UNAH, 16.

Munguía, A. P. (febrero de 2011). El largo camino hacia la participación estudiantil en la nueva etapa de vida institucional. Blog Comisionado Universitario.

Presencia Universitaria. (octubre de 2012). El CAC y la Autonomía Universitaria. (A. Sarmiento, Ed.) Presencia Universitaria, pág. 2.

UNAH, C. U. (30 de marzo de 2012). Llamamiento Público.

Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles VOAE . (19 de noviembre de 2014). Convocatoria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado por UNAH Estudiantes

El periódico estudiantil al servicio de toda la comunidad universitaria para debatir, criticar reflexivamente y comunicar temas referentes a la Reforma Universitaria y la problemática general de la UNAH y de País

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: