León Trotsky. Marxismo y revolución permanente Por: Rossel Montes

El destino del partido bolchevique -el destino de Lenin y Trotsky- muestra que la acción de los partidos más avanzados y de sus jefes más grandes está delimitado por circunstancias de tiempo y de lugar. Y por esto es inevitable que en un cualquier momento se vuelvan conservadores y poco atentos a las nuevas exigencias de la vida. Ante Ciliga, Diez años en el país de la mentira desconcertante, 1939 Lev Davidovich Bronstein, llamado Leon Trotsky o Trotski, nació en una familia judía de labradores propietarios y estudió derecho en la Universidad de Odessa. Participó desde joven en la oposición clandestina contra el régimen autocrático de los zares, organizando una Liga Obrera del Sur de Rusia (1897). Trotsky como otros revolucionarios de la talla de Lenin que había nacido en 1870, nace en 1879 en el seno de una familia de clase media, campesina y pudiente, al igual que Lenin nació con comodidades; a diferencia de Lenin que no nos dejó una autobiografía Trotsky si nos dejó un libro donde retrata su vida; Mi Vida. Leí este texto hace muchos años, de ediciones Debate, un libro caro por aquellos años, donde Trotsky nos relata con sus dotes de literato- todas las peripecias de su infancia hasta su destierro en 1930 y su estadía en Turquía donde redacta dicho libro. La Rusia de finales del siglo XIX era un Rusia atrasada, en 1861 se había liberado a los siervos de la Gleba, (Leer mi articulo Lenin: Marxismo y revolución) y el capitalismo apenas iniciaba su despegue socio-económico como modo de producción en medio de otras estructuras o formaciones pre capitalistas semifeudales; Rusia era dominada por una gran masa de campesinos sin tierra y una propiedad comunal de la tierra sobre lo cual Marx escribió en sus últimos días. La forma en que Trotsky inicio su animadversión al zarismo fue distinta a la de Lenin, hay que recordar que Lenin tuvo motivos personales para eso, ya que el zarismo había apartado a su hermano al fusilarlo por atentar con el Zar. Desde muy joven participo en la clandestinidad contra el régimen zarista, hubo un acontecimiento que al joven Trotsky lo marcó y fue el haber leído el libro de Lenin “El Desarrollo del capitalismo en Rusia en 1899” durante Trotsky estaba encarcelado en Siberia, ya que cuentan muchos de sus biógrafos y el mismo por supuestos, incluido, Isaac Deutscher durante estaban encarcelados estudiaban idiomas y sus cárceles se convertían en bibliotecas. Es necesario recordar el lector la trilogía dejada por El profeta armado, El profeta desarmado y El profeta desterrado-, señala sus cualidades de visionario: Trotsky poseía un innegable sentido intuitivo de la historia que lo destaca entre otros pensadores políticos. Los británicos Alan Woods y Ted Grant en su libro “Lenin y Trotsky que defendieron” hacen un balance teórico sobre el revolucionario ruso a mi parecer más apologético que critico, también sobre “Trotsky” de Tony Cliff, líder de una sección del trotskismo británico, también Trotsky del economista trotskista Ernst Mandel. Así como muchos textos sobre el partido bolchevique que el lector interesado en la revolución rusa debe conocer, El Partido Bolchevique de Pierre Broue, El Bolchevismo de Alan Woods y Ted Grant, Historia de la revolución rusa de Trotsky, La revolución Rusa de E.H Carr, Rusia de la Revolución a la contra revolución y Teoría sobre la toma del poder de Hugo Antonio Restrepo, un autor colombiano desconocido a mi parecer en Honduras pero al cual tuve la oportunidad de obtener su libro en 2005 y leer por supuesto. Después de muchas peripecias, el fugitivo llegó a Londres donde conoció a Lenin y compartió la vivienda con Mártov y la anciana revolucionaria Vera Zasulich. El joven se incorporó enseguida al equipo de la legendaria revista Iskra (Chispa. Después de incorporarse a la lucha revolucionaria el joven Trotsky quedó fascinado con el análisis profundo que hizo Lenin sobre la naturaleza de la economía rusa, en polémica con los populistas rusos, Lenin argumentaba que la clase obrera iba en ascenso y que podía devenir en sujetos de la revolución, como ulteriormente esto quedó demostrado. En el congreso del partido celebrado en Londres en 1903, donde Lenin tira sus tesis del partido ultra centralizador a lo cual Trotski junto con rosa Luxemburgo se iban a oponer.

Una agria polémica se dio al interno del congreso donde la manzana de la discordia era la concepción leninista del partido, donde este propuso un partido altamente centralizado. Lenin en un sentido pensó que la idea de partido revolucionario no estaba bien clara en Marx, recordemos que para Marx el partido revolucionario era producto de las contradicciones entre trabajadores capital y que esta expresión política podrían ser efímeras en la larga lucha de la clase obrera. En Marx a diferencia que en Lenin se deja ver aun una cierta espontaneidad política, ya que Marx pensó que la lucha encarnizada entre capital y trabajo no iba a necesitar de educadores o revolucionarios “profesionales” al estilo del partido bolchevique. En ese sentido Marx veía en la lucha de clases los factores objetivos de los cambios históricos y no en el partido, cuestión que Rosa Luxemburgo trató de continuar y hasta el mismo Trotsky. Lamentablemente Lenin y los marxistas de la segunda internacional desnaturalizaron los conceptos de espontaneidad y conciencia de clase y giraron por la organización y centralismo. Es de hacer notar el mismo Trotsky atacó ferozmente estas posturas de Lenin donde vaticinó lo que en el futuro iba a pasar, que el partido iba a usurpar toda la vida de la sociedad y un dictador iba a quedar, con esto estaba vaticinando el estalinismo, y es de hacer notar que la traición a la democracia obrera no inició con Stalin, sino con Lenin y Trotsky en los primeros años de la revolución rusa, año 1 como diría Víctor Serge. En aquellos años Trotsky era un defensor de la democracia directa, y contra la idea de un partido omnipotente, lanzó advertencias proféticas sobre lo que sería el estalinismo, y como toda tragedia clásica, vaticino su propio destino. La agria polémica teorizada en ¿Qué hacer? De un partido altamente centralizado, las dos almas del bolchevismo; la marxista y la jacobina, ambas posturas jamás serian resueltas, ni siquiera por el mismo Trotsky Y lo peor: con el tiempo, él mismo se acercaría a la idea del Estado monolítico y a una concepción dictatorial del partido, en ocasiones aún más autoritaria que la de Lenin, Trotsky se mantuvo entre el Menchevismo y el bolchevismo, al cual jamás pudo unir, ya que las posturas eran cada vez más irreconciliables, y el mismo terminó de aceptarlo en 1912. El marxismo de Trotsky, su formación teórica se irá configurando al calor del debate con otros marxistas, Trotsky a diferencia de Lenin que se metía hasta en disputas epistemológicas sobre el marxismo, polémica de su libro de 1908 Materialismo y Empiriocriticismo, Trotsky se queda en el debate teórico-político, estas diferencias a mi parecer de profundidad teórica, hacía de Trotsky un teórico inferior a Lenin, a pesar de que el filosofar de Lenin era muy mecánico, Trotsky ni siquiera hizo intentos o por lo menos no hay registros de ello como los cuadernos filosóficos de Lenin. Los trotskistas podrían argumentar que la epistemología de Trotsky es la aplicación de la dialéctica a los procesos históricos y políticos, pero hasta ahí creo que Trotsky usaba la dialéctica de forma conveniente, separando la dialéctica de la forma y el contenido. En el análisis de la degeneración de la revolución rusa esto queda evidenciado. Con la revolución rusa de 1905, el bolchevismo queda replegado y muchos o casi toda la militancia de la socialdemocracia rusa tendrán que irse al exilio. Surgen los Soviets, Órganos de auto-organización y democracia obrera. De esta forma resurge la espontaneidad en la filas de la socialdemocracia, Lenin mismo tuvo que dar un paso atrás en su teoría de que el partido debía dirigirlos o que el socialismo debía ser introducido desde afuera, idea que era de K. Kautsky. Lenin da su teoría de la revolución democrático-campesina, postura que no cambiará hasta sus tesis de Abril en 1917, en pleno apogeo revolucionario, y Trotsky escribe su libro “Resultados y perspectivas” donde esboza su teoría de la revolución permanente que el mismo dice la había trabajado Parvus, un teórico algo desconocido. La teoría de la revolución permanente realmente venía desde Marx en un comunicado de la Liga de los Justos, donde Marx dijo que la revolución debía ser permanente ante las peripecias de las revoluciones burguesas y que el proletariado no debía quedarse en esos moldes. Y es que a sus 26 años Trotsky jugó un papel mucho más relevante que los viejos dirigentes socialdemócratas -tanto bolcheviques como mencheviques- quienes permanecieron en Europa occidental hasta bien entrado el año (Lenin hasta el mes de noviembre). El meollo del asunto era de esclarecer la naturaleza de la revolución venidera, Trotsky llevó a las conclusiones de que la burguesía era totalmente incapaz de liderar la revolución, su propia revolución, ya que la burguesía estaba demasiado comprometida con el zarismo, y en esto los bolcheviques estaban proféticamente acertados. Para Trotsky la teoría leninista de Dictadura democrática de obreros y campesinos era algo oscura y no ayudaba en esclarecer el proceso ulterior, en este sentido Trotsky seguía las líneas del marxismo clásico que el mismo Lenin. Las críticas a la teoría de la revolución permanente de Trotsky es que esta no incorporaba al campesinado en el movimiento dialéctico de la lucha política; la teoría primigenia de Lenin de dictadura democrática de la cual el mismo se apartó, trataba de incorporar al gran campesinado y el proletariado. Esto se vio evidenciado en unas polémicas de Lenin contra Bujarin y Trotsky sobre la naturaleza del Estado soviético, donde Lenin les reprocha que el estado soviético no es proletario, es OBRERO-CAMPESINO, una dualidad clasista que era inevitable no aceptar. Si bien el proletariado era el rector, el campesinado fue el determinante aplastante, es decir las condiciones objetivas y las subjetivas pues el mismo partido bolchevique, las condiciones de malestar, hambre y guerra, la ley de agresión ataque que en todo ser vivo sometido hasta casi morir, tendrá el instinto de defenderse. Trotsky pasó a la fama según Raya Dunayevskaya como un teórico muy portante y su fama llegó por toda Europa y la socialdemocracia europea. Hasta bien entrado 1917 actuó como un marxista independiente, un solitario lo definió Víctor Serge, busco conciliar ambas posturas de la socialdemocracia rusa pero polemizando con ambas. En plena revolución de 1917 Trotsky entra al partido, dejando atrás las viejas polémicas con Lenin, muy agrias polémicas que el intentaba no recordar como en su libro Mi Vida donde estas polémicas no se ven por ningún lado y el mismo intenta suavizar las cosas. Estas polémicas con Lenin serán publicadas por el Estalinismo como Contra El Trotskismo en su intento de la troica –Stalin-Zinoviev-Kamenev de desvirtuar la figura de Trotsky pero es una polémica que es parte de la historia de dicho proceso y de los vaivenes en las posturas de Trotsky. La revolución tomó por sorpresa al partido más organizado de la historia según las palabras de Trotsky, las masas estaban desbordando las condiciones sociales y objetivas, el mismo Lenin tuvo que replegarse ya que el comité central del partido no deseaba la toma del poder en ese momento a lo cual Lenin se mantuvo en huelga. ¿Cómo era posible una revolución sin las condiciones objetivas al estilo clásico de Marx? ¿Fue la revolución rusa una revolución proletaria? Evidentemente la revolución no siguió con los vaticinios del marxismo clásico, donde Marx argumentaba la maduración del capitalismo altamente desarrollado para el surgimiento del socialismo, mas no para la toma del poder, ese era otro asunto desarrollado por Lenin, la captura del poder político. La revolución fue obrera en su dirección, pero burguesa en su contenido ya que las tareas a hacer eran las de una revolución burguesa clásica que la misma burguesía no estuvo a la altura para realizar. La reorientación estratégica de Lenin en El Estado y la Revolución y las tesis de Abril apuntan al final de una agraria disputa con el teórico de la revolución permanente y ahora las viejas disputas eran cosa del pasado. Por su parte Trotsky endosó el mismo proyecto de conquista jacobina de captura del poder que tan atinadamente había criticado junto a Rosa Luxemburgo en su juventud, que ahora el propio Lenin parecía abandonar aunque de forma temporal. De alguna forma se invirtieron los papeles, Lenin se había mostrado en los inicios de la revolución un poco “demócrata” preocupado por el ascenso del burocratismo y la dirección burocrática que este proceso había tomado, en cambio Trotsky de ser un gran defensor de la democracia directa y obrera en su juventud abrazó y apostó por el partido, al punto casi, de atribuirle la facultad de determinar en parte la transformación social. Vemos muchos discursos y escritos en su Terrorismo y comunismo Anti-Kautsky, un Trotsky endiosando el poder del partido y el Estado, donde el Estado podría solucionar y englobar toda la problemática social, con esto vemos cuando Cornelius Castoriadis aseveró que Lenin fue el fundador del totalitarismo del siglo XX, uno por ser el creador de la herramienta que caracterizó al totalitarismo según Hannah Arendt, el partido monolítico y al estadolatría, y el mismo Trotsky. Como bien sabemos el Trotsky había dado un giro hacia la democracia obrera haciendo aseveraciones como que el socialismo ocupa de la democracia como el cuerpo del oxigeno, pero Rosa Luxemburgo (Leer mis artículos La democracia en Rosa Luxemburgo y A 100 años del asesinato de Rosa Luxemburgo) advirtió de los peligros del frío desprecio de los bolcheviques por la asamblea constituyente, el sufragio universal, las libertades de reunión de prensa, es decir por todas las libertades democráticas básicas del apartado del Estado, es decir en palabras de Bobbio; la democracia mínima. Rosa les dijo: Y precisó: “La libertad es siempre y exclusivamente libertad para el que piensa de manera diferente a lo que Trotsky fríamente replicó: “Nunca fuimos adoradores de la democracia formal” como sabemos la democracia formal es la misma democracia burguesa y liberal, la misma que reivindica la belga Chantal Mouffe en la actualidad, pero que sin la pluralidad de la democracia formal es imposible la reconstrucción de un socialismo democrático, sin embargo a lo que llevó dichas posturas a un totalitarismo del peor cuño, y el mismo Trotsky pagó con su vida. El mismo Trotsky en sus análisis de la degeneración rusa olvidará el papel que el mismo jugo en la configuración del poder soviético, así que el estalinismo según Trotsky obedece a factores externos y a la ambición de poder de Stalin, es decir, la dialéctica aplicada a los acontecimientos no puedes explicar entre los métodos aplicados para la captura del poder y el ulterior estalinismo. La dialéctica asesinada por Trotsky el trotskismo posterior al analizar la revolución rusa representa el marxismo esclerotizado del siglo XX. ¿Lenin y Trotsky anti burocráticos? Definitivamente que no, la historia ha dicho precisamente lo contrario, el experimente de democracia obrera apenas tuvo pocos días de vida cuando el partido acaparó toda la vida política del país, aplastando hasta la democracia mínima. Si estalinismo es represión, dictadura, burocracia, férreo dogmatismo ideológico, la militarización de la sociedad, entonces podrías concluir que Trotsky fue estalinista también, es más, el parte junto con Lenin; como bien dijo el anarquista Volin, Lenin y Trotsky crearon a Stalin. El marxismo es una herramienta epistemológica y ontológica muy útil al momento de aprehender la fenomenología histórico-social, pero se presta para el dogmatismo, el producto final, sería la tergiversación de los hechos históricos y la creación de una historiografía mentirosa y dogmática. El lado más autoritario de Trotsky salió al paso con el trato hacia los campesinos en ucrania, usando la doctrina supuestamente marxista del “conservadurismo campesino” uno de los tantos errores y destrozos de la política de tratar a los campesinos de enemigos de la revolución. El drama no tardó en estallar de nuevo al explotar la revuelta de Kronstadt (febrero-marzo de 1921) quienes a pesar de las acusaciones de los bolcheviques tampoco eran contrarrevolucionarios, pues como la documentación más seria y fidedigna dice enarbolaban reivindicaciones democráticas, que en parte el propio Trotsky tomaría como referencia en los años 30 cuando escribió su Revolución Traicionada y advirtió del terror y totalitarismo del régimen de Stalin, democracia obrera que defendió siendo joven, tiró por la borda en los primeros años de la revolución, y cuando tal fue desplazado de la revolución, retomó. En plena polémica con la troika, Trotsky aglutina en su seno y movimiento a la Oposición de izquierdas que tendrán eco incluso de la unión soviética, con otros militantes como Eugenio Preobrahensky que había polemizado con Bujarin sobre la Nueva economía, sobre el papel del proletariado y el campesinado en el proceso de industrialización, es de hacer notar que las posturas de Bujarin eran siempre en tratar de hacer que el proceso de industrialización no recayera tanto sobre el campesinado, como sabemos fueron los que más sufrieron en los primeros planes quinquenales, y Bujarin fue ejecutado en 1936 con un juicio falso contra él. Cierta parte de la oposición de izquierda estuvo apoyando a Trotsky en EEUU con James Canon, líder del trotskismo en EEUU. Este pequeño escrito es un pequeño homenaje crítico al fundador del ejército rojo que sigue levantando pasiones desmedidas en el movimiento militante y socialista a nivel mundial. Es con el ánimo de generar debate, de reanimar el sentido del socialismo y de su vigencia. El significado de la revolución rusa en los posteriores acontecimientos del siglo XX fueron aplastantes y el movimiento emancipatorio de la primera revolución en sentido socialista es de suma importancia. Trotsky fue expulsado del partido, fue desterrado, hasta asesinado, por negarse a participar en la dirección que la revolución tomó después de la muerte de Lenin, en el proceso burocrático degenerativo, pero todo indica que el mismo León Davidovich tuvo mucha responsabilidad en la degeneración burocrática del proceso soviético, con ese espíritu de intolerancia, de estatismo a ultranza, ese mismo ESTADO TOTAL que será un característica de los totalitarismos del siglo XX, donde el Estado evapora y consensa toda la vida de la sociedad, volviendo a los seres humanos en superfluos. El totalitarismo soviético será la inspiración para que su contraparte dialéctica surgiera, el Estado totalitario fascista, aunque enemigos en teoría, compartían muchos puntos en común. Lo sobresaliente y que Yo rescato del legado de Trotsky fue su etapa juvenil, aquel Trotsky que defendió la democracia directa que apelaba a la lucha de clases ante la lógica y supremacía ontológica del partido como rector del movimiento social. Queda para otro ensayo el análisis del trotskismo, aunque en parte hago un análisis en mi libro aun por salir “Filosofía política, existencialismo y marxismo” donde someto a crítica el tema de la democracia y el marxismo. El trotskismo después de Trotsky pues es otro tema muy amplio, desde la creación de la Cuarta Internacional son muchos los partidos que se han creado, muchos los teóricos, desde Cliff, T. Grant, Nahuel Moreno, Pablo, Mandel, James Cannon y Alan Woods y que han debatido sobre el socialismo y el movimiento proletario en la actualidad. Sobre las posturas del trotskismo y el ultra izquierdismo respecto a los procesos en Latinoamérica escribiremos en otro apartado. Honduras está tan ávida de debate teórico, que es alarmante la ausencia de este. Reivindico el socialismo como una salida ante el capitalismo salvaje, y recordamos a los teóricos del socialismo de forma crítica, Marx, Rosa Luxemburgo, Lenin, Trotsky, Gramsci de forma crítica y autocrítica como necesidad para la construcción de una sociedad más humana.

Publicado por UNAH Estudiantes

El periódico estudiantil al servicio de toda la comunidad universitaria para debatir, criticar reflexivamente y comunicar temas referentes a la Reforma Universitaria y la problemática general de la UNAH y de País

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: